¿Qué es el microbioma intestinal y por qué es tan importante?

¿Qué es el microbioma intestinal y por qué es tan importante?

Should_I_use_probiotics

Dentro del tracto gastrointestinal (GI) vive una comunidad de microorganismos llamada microbioma intestinal, también llamada flora intestinal y microbiota intestinal. El microbioma intestinal no sólo desempeña un papel crucial en la digestión y el metabolismo, sino que forma parte de una importante relación entre el intestino y el resto del cuerpo.

El microbioma intestinal ayuda a regular el estado de ánimo

La microbiota intestinal interactúa con ciertas células y neuronas (células nerviosas) dentro del intestino para producir neurotransmisores (sustancias químicas que transmiten señales entre las células nerviosas) que regulan el estado de ánimo, como la serotonina, el GABA y la dopamina. Los científicos estiman que hasta el 90% de la serotonina se produce en el intestino. La serotonina es bien conocida por su efecto sobre la felicidad, la sensación de bienestar e incluso la regulación de la ansiedad.

La microbiota intestinal se comunica con el eje intestino-cerebro (una red de comunicación entre el sistema nervioso entérico que se encuentra en el tracto gastrointestinal y el sistema nervioso central), formando una relación entre las funciones emocionales y cognitivas del cerebro con los intestinos. Por ejemplo, los científicos han relacionado una bacteria específica del intestino, llamada Campylobacter jejuni, con la aparición de síntomas de ansiedad.

La flora intestinal mantiene un sistema inmunitario sano

Los investigadores han descubierto que aproximadamente el 70 por ciento del sistema inmunitario del cuerpo y el 80 por ciento de las células plasmáticas (un tipo de célula inmunitaria) se encuentran en el tracto gastrointestinal. La microbiota intestinal y el sistema inmunitario gastrointestinal interactúan y mantienen una relación beneficiosa: el sistema inmunitario gastrointestinal ayuda a promover el crecimiento de bacterias beneficiosas y a mantener el equilibrio entre los distintos microorganismos de la flora intestinal, mientras que la microbiota intestinal favorece el desarrollo de las células inmunitarias.

La microbiota intestinal protege el cerebro

Un estudio publicado en el Journal of Experimental Biology observó los efectos de la microbiota intestinal en la formación de la memoria en ratones. Los investigadores realizaron pruebas de memoria, como el reconocimiento de objetos y la realización de laberintos. Algunos ratones fueron criados con flora intestinal y otros sin ella (sin gérmenes). Cuando ninguno de los ratones fue sometido a estrés, los resultados mostraron que los ratones sin gérmenes tenían problemas de memoria, mientras que los ratones con flora intestinal no. Esto sugiere que el microbioma intestinal puede afectar a la formación de la memoria.

¿Cómo se puede mantener o mejorar la salud intestinal?

La clave para mantener un microbioma intestinal saludable es asegurar la diversidad y el equilibrio entre las bacterias beneficiosas y las potencialmente dañinas. Algunas formas de hacerlo son:

  • Comer alimentos ricos en prebióticos: Los prebióticos son fibras vegetales que se encuentran en las verduras y los cereales integrales. Las bacterias beneficiosas crecen fermentando los prebióticos en el intestino grueso.
  • Comer alimentos ricos en probióticos: Los probióticos son bacterias beneficiosas vivas que se encuentran dentro del intestino y también en suplementos y en ciertos alimentos, como el yogur, el chucrut y el miso.
  • Eliminar los alimentos procesados: Los alimentos procesados pueden afectar negativamente a la flora intestinal, provocando inflamación en los intestinos e interrumpiendo la correcta interacción entre la microbiota intestinal y el eje intestino-cerebro.

Encontrar formas de gestionar y reducir el estrés: El estrés puede hacer que la flora intestinal se desequilibre y sea aún menos diversa.